Exactamente igual que nos encontramos una enorme cantidad de bicicletas y estilos de ciclismo diferentes, nos encontramos con una gran cantidad de posibilidades a la hora de practicar ciclismo en interior.

Hoy vamos a ver las distintas posibilidades y las ventajas y desventajas de cada una, porque no tienes por qué hacer lo mismo que todo el mundo ya que, eres diferente y tu situación también lo es.

Rulos o Rodillos de Equilibrio

Podríamos decir que son como una cinta de correr para bicicletas, aunque no sería del todo correcto ya que las cintas para ciclistas existen.

Los Rulos son realmente “simples” ya que consisten en tres rodillos situados de forma que nos permitan subirnos sobre ellos con la bicicleta y mantener el equilibrio. Ya que estás sobre 3 rulos, es importante destacar que para rodar en este tipo de rodillos es necesario desarrollar cierta habilidad y equilibrio.

Ahora bien, ¿para qué son especialmente buenos estos rodillos? Estos rodillos funcionan de maravilla para hacer trabajo con cadencias altas y desarrollar una técnica de pedaleo exquisita. Además de la técnica de pedaleo, estos rodillos ayudan a desarrollar un gran equilibrio y técnica sobre la bicicleta para por ejemplo, rodar en línea recta cuando buscamos comida en los bolsillos, sacamos el móvil o cogemos el bidón de agua.

Una de las razones por las que son tan popular para calentar antes de una carrera es porque puedes simplemente subirte en ellos sin importar qué bicicleta o cubiertas lleves, por lo que si eres de los que hacen pereza o vas justo de tiempo, puede que sean una opción ideal para tí.

A priori, estos rodillos no son compatibles con apps como Zwift, pero puedes hacer que lo sean, al menos en parte, si tienes en la bicicleta un sensor de cadencia y velocidad instalado en la bicicleta, lo que no tendrás es la posibilidad de disfrutar del ajuste automático de resistencia.

Rodillos magnéticos

Estos rodillos funcionan anclando la rueda trasera al rodillo y subiendo, generalmente, la rueda delantera a una plataforma para equilibrar la bicicleta.

Estos rodillos se encuentran entre los más populares debido a su precio relativamente económico y a que transmiten muy buenas sensaciones. Una de las mayores pegas que tienen es que hacen bastante ruido y que se recomienda utilizar una cubierta específica para ellos, ya que desgastan mucho las gomas, lo que significa que hay que cambiar la cubierta cada vez que se quiera utilizar o se puede comprar una rueda con una cubierta específica y simplemente hacer una cambio de rueda cuando toque sesión de rodillo. 

Por un precio un poco superior, hoy en día es posible encontrar rodillos magnéticos con Bluetooth, lo que permite utilizarlos con plataformas digitales que hacen que las sesiones de rodillo sean mucho más entretenidas y completas. 

Rodillos Fluidos

Estos rodillos ofrecen unas sensaciones más realistas que los magnéticos y también son más silenciosos. Su mayor pega es que no se puede regular la resistencia por lo que aunque ofrezcan una gran calidad pueden no suelen ser tan interesantes como los rodillos inteligentes que podemos encontrar hoy en día.

Rodillos de Transmisión Directa

Es el sistema más completo pero también el más caro. Estos rodillos acoplan la rueda trasera directamente en un cassette o piñonera integrado en el rodillo. Estos rodillos además son inteligentes y compatibles con las plataformas digitales de entrenamiento mediante tecnología ANT+ o Bluetooth.

Estos rodillos son muy silenciosos y transmiten unas sensaciones magníficas al ciclista.

Bicicleta estática

Las bicicletas estáticas que podemos encontrar hoy en día no tienen nada que ver con las bicicletas que seguramente aparecen en la memoria de muchos. Las bicicletas modernas ofrecen una experiencia mucho más estable y cómoda que cualquier otro rodillo de los que hemos mencionado anteriormente.

Estas bicicletas no son pequeñas y su peso, al igual que su precio, es elevado. Es por esto que son elegidas por unos pocos que buscan una experiencia completa indoor, que sin duda será de 10 pero a costa de unos precios realmente exigentes.