Si preguntas a cualquier ciclista experimentado, probablemente te dirá que lo único más importante, si hablamos de ropa, que un maillot, es un culotte.

Hay muchas razones por las que deberías invertir en un buen maillot, desde una mayor seguridad en la carretera, a motivos de velocidad, confort y eficiencia una vez te has subido a la bicicleta. Vamos a ver las más importantes para convencerte de que no vuelvas a salir en bici con la camiseta de coca-cola ;)

Aerodinámica

No importa si estás tratando de batir un record en strava o solo te gusta salir con los amigos por la chistorra de después, evita vestir con ropa suelta que haga tu salida en bicicleta más incómoda y te penalice a la hora de luchar con el viento lateral o frontal.

Ahora bien, no es necesario que lleves un maillot que te marque el ombligo, la licra no le queda igual a todo el mundo, pero es importante que recuerdes que cuanto más ajustado el maillot, menos resistencia al viento generarás. 

 

Comodidad

Al evitar que el viento mueva el maillot ya estamos ganando comodidad, ya que este no se descoloca sean cuales sean las condiciones ambientales.

Además,  están diseñados de manera que son más anchos en la zona de los hombros y las mangas, de forma que cuando te inclinas hacia delante para apoyarte en los drops, el maillot se mantiene ajustado a tu cuerpo manteniendo la aerodinámica y la comodidad.

Cuando te levantes en la bicicleta, si el maillot está bien ajustado, notarás que es “corto” en la parte delantera y parece “demasiado largo” en la trasera, este diseño es especial para evitar que se te acumule tela en la parte delantera y pierda el ajuste.

Recuerda probarte los maillots en las diferentes posturas que utilices sobre tu bicicleta, ya que esa es la mejor manera de asegurarte de que eliges tu verdadera talla. 

 

Bolsillos

Puede parecer poco importante, pero cualquiera que haya pasado unas cuantas horas sobre la bicicleta sabe lo prácticos que resultan los bolsillos de un maillot. Lo más habitual es encontrar maillots con 3 bolsillos en la zona lumbar, lo que permite llevar prácticamente todo lo que necesitas al alcance de la mano y sin necesidad de llevar una mochila o llevar los bolsillos del pantalón llenos, lo que sería un auténtico engorro a la hora de pedalear.

Estos bolsillos se pueden utilizar de diferentes formas, puedes llevar en ellos tu cámara de repuesto, una multiherramienta, una bomba, tu smartphone….pero lo más habitual y para lo que quizás resulta más cómodo, es para llevar toda tu comida en esos 3 bolsillos. 

Por lo general están diseñados con 3 bolsillos pero estos pueden venir distribuidos y diseñados de muchas formas diferentes. Algunos traen bolsillos con cremallera para evitar que el móvil o el dinero que lleves se caiga mientras ruedas, e incluso algunos maillots de invierno traen bolsillo waterproof para que la lluvia no estropee lo que lleves encima. 

 

Seguridad

Si eres de los que van a trabajar en bicicleta, puede que este sea un punto clave. En invierno seguramente sea de noche cuando vayas o vuelvas del trabajo, y el tráfico seguramente sea intenso por lo que quizá sea buena idea hacerte lo más visible posible, tanto para los peatones como para los conductores.

En este caso los colores “chillones” de un maillot junto con sus partes reflectantes aportan ese extra de visibilidad que puede ayudar mucho a nuestra seguridad cuando nos movemos entre el tráfico.

Evidentemente esto no solo se aplica a aquellos ciclistas que van a trabajar en bicicleta, puede que tus horarios hagan que tengas que salir de noche a rodar o que tengas que circular por carreteras muy transitadas, en ambos casos un buen maillot te ayudará a mantenerte lo más visible y seguro posible.


Consideraciones importantes

Aunque todos los maillots están pensados para ofrecer un gran ajuste al cuerpo, los hay que están más diseñados para la competición o más pensados para el confort. Si tus salidas suelen terminar en una terracita es posible que quieras elegir un maillot que no sean tan ajustado (por su diseño, no por su talla) de forma que ganes comodidad en la parada.

En cambio si lo que tienes en mente es pulir tiempos o participar en alguna competición, entonces un maillot con un diseño bien ajustado puede ser la mejor opción en tu caso.

También es importante tener en cuenta el clima a la hora de elegir un maillot de manga corta o larga. Los de manga corta tienen un punto extra de practicidad, ya que pueden utilizarse con manguitos y retirar estos una vez hemos entrado en calor, mientras que los maillots de manga larga son más prácticos para los días de frío, ya que te mantienen calientes mientras permiten que el sudor salga al exterior.

Tanto los maillots de manga corta como los de manga larga son obras de ingeniería hoy en día. Protegen el frío y el agua mientras que permiten que tu cuerpo transpire, incluso si sales con la bici en condiciones de mucho sol, puedes buscar maillots que tenga protección solar especialmente en la espalda.

Esperamos haberte ayudado a ver todos los beneficios que ofrece un buen maillot y a saber en qué debes fijarte cuando compres tu siguiente maillot. En caso de duda, sabes que siempre puedes contar con nuestra ayuda ;)