MTB Hardtail vs Doble Suspensión

El MTB ha evolucionado mucho en los últimos años, y a veces da la sensación de que lo último que sale al mercado, siempre es lo mejor. Como es posible que te veas en la situación de tener que elegir una nueva bicicleta de montaña sin tener muy claro qué tipo de suspensión te merece más la pena, hemos creado esta breve guía con pros y contras de cada tipo de MTB para que, de una vez por todas, puedas decidirte y hacerte con tu nueva bici!

Bicicletas Hardtail

Las bicicletas hardtail, o de suspensión delantera, destacan por su simplicidad y por lo tanto por su peso reducido. En general su mantenimiento es más sencillo y por lo tanto, también más barato. Esto es especialmente relevante si sueles salir con la bici en condiciones atmosféricas más extremas con lluvia y barro, ya que estas, afectan en mayor medida a todas las piezas móviles de las bicicletas de doble suspensión.

Al comparar las bicicletas Hardtail con las de doble suspensión, se ha generado la idea de que las primeras son más difíciles de manejar, especialmente en zonas de piedra suelta y con mucha irregularidad en el terreno, pero esto ya no es tanto así, gracias a que los cuadros de fibra de carbono aportan una gran flexibilidad a la bicicleta.

Por normal general, las bicicletas hardtail “sufren” más en las bajadas que las Full-Suspension, pero si acostumbras a hacer rutas con ascensos largos, entonces es muy probable que la ligereza de una hardtail sea más adecuada para ti.

Algo que para unos se cuenta como desventaja, especialmente para los más “novatos”, pero que para muchos aficionados al ciclismo es visto como una ventaja de las hardtail, es que requieren una mayor técnica por parte del ciclista ya que no cuentan con tantas “ayudas como nos ofrecen las bicicletas de doble suspensión.

Bicicletas de Doble Suspensión

En general, las diferencias en cuanto al peso de una hardtail y de una bicicleta de doble suspensión se están acortando, podríamos decir que en líneas generales, un cuadro de doble suspensión pesa un kilo más que uno de hardtail.

Hace unos años, una de las desventajas que presentaba este tipo de bicicletas era que no transmitían la potencia al pedalier con la misma eficiencia que una hardtail, esto hoy en día ha cambiado y estas bicicletas, aunque más pesadas, se han convertido en máquinas ideales para realizar cualquier tipo de ascenso.

Otra de las ventajas de la suspensión doble, es la seguridad que dan en los descensos más técnicos, la trazada, la tracción, la frenada, la estabilidad…. todo es mejor y más fácil con este tipo de bicicletas y es por eso que son tan divertidas y que son un must en cualquier competición de XC.

Si el presupuesto no es un problema, este tipo de bicicletas dan un gran empujón de confianza a un ciclista inexperto gracias todo lo que hemos comentado anteriormente, pero además, son bicicletas que ayudan a crear afición ya que son más rápidas que las hardtail.

Como punto negativo, como hemos mencionado antes, tienen que son más caras de mantener además de más caras a la hora de la compra.

Como resumen, podríamos decir que si el presupuesto es muy ajustado, es más recomendable hacerse con una buena bicicleta hardtail que con una de doble suspensión “básica”, pero si lo que estamos buscando es divertirnos, ganar confianza en bajadas que hasta ahora no eran para nosotros o una bicicleta que sea realmente rápida en zonas difíciles, no hay nada comparable a una buena MTB de suspensión doble ;)

Utilizamos cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR
Aviso de cookies