El drag

¿Sábes lo que es el drag y cómo afecta a tu conducción encima de la bici? Te lo contamos todo en este artículo.

El drag es el fenómeno físico que se produce cuando un objeto a una velocidad determinada impacta contra el aire. El aire que impacta contra el objeto, genera una turbulencia detrás del objeto. Esa turbulencia queda unida a la zona de impacto como si de una cadena viscosa se tratara y esta retiene al objeto, más fuerte cuanto más fuerte es el impacto del objeto contra el aire. En este suceso, se han determinado dos momentos o dos tipos de drag: por fricción y por presión.

POR FRICCIÓN

Se produce cuando el aire pasa sobre el objeto y se crea una gran diferencia de presión entre el aire de la parte de impacto, la frontal, con la baja, que queda por detrás del objeto.

¿Cómo optimizarlo? La mejor manera de reducir este tipo de drag (arrastre) es dar un recorrido y una salida más linear, menos turbulenta, al aire que recorre el objeto.

Para que ubiquemos físicamente el campo de trabajo para reducir el drag por fricción, en lo que a ruedas se refi ere, le corresponde a todo el lateral y partes finales tanto del cuerpo como de la bici a la rueda trasera. Una llanta delantera de perfil grande de 80 mm y una lenticular en la rueda trasera, se plantean como la opción más aerodinámica en este sentido, estabilizan progresivamente el viento a medida que éste discurre sobre la bici. Esto es la teoría sobre viento frontal e incluso sobre ángulos estimados de hasta 20 grados. Conocer las condiciones de viento es clave, pero en este sentido las nuevas llantas de vértice optimizado han mejorado muchísimo las prestaciones de las ruedas de gran perfil, con la que ya se puede “arriesgar” un poco más, como hizo el propio Pete Jacobs en IM Kona 2012 con un juego de ruedas Zipp 808 FC.

POR PRESIÓN

La primera zona de contacto con el viento resulta crítica en la aerodinámica ya que la presión que se alcanza en este punto afecta directamente al resultado del drag por fricción. Se supone que no siempre una llanta de gran perfil es la opción más aerodinámica, si llevamos un neumático excesivamente voluminoso en relación al ancho de la llanta.

¿Cómo optimizarlo? Las ruedas tenían el gran inconveniente del escalón que tradicionalmente ha supuesto la unión de una llanta con el neumático. En la actualidad, marcas como Reynolds, Zipp, Mavic o Enve, además de diseñar llantas de una calidad inimaginable, han conseguido que el neumático se integre dentro de “sombra aerodinámica” de la llanta reduciendo el drag por presión de forma exponencial, haciendo que ahora las llantas aerodinámicas realmente sí que están trabajando al 100% de sus posibilidades acoplando el viento de forma estable a su perfil.

Esto ha derivado en que modelos de perfil bajo como unas Zipp 202 FC CC, tengan un rendimiento aerodinámico superior al de ruedas de mayor perfil.

La opinión del experto

Llevo más de 12 años probando cada día nuevo material y me resultaría imposible enumerar los cientos de juegos de ruedas que he probado en todo este tiempo. He tenido el gran privilegio de conocer y debatir en plena confianza con muchos de los mejores ingenieros, deportistas, mecánicos, técnicos, jefes de producto, etc. Además en todas las disciplinas en las que existe una bici de por medio. Nunca nadie se ha desmarcado de la idea de que las ruedas son probablemente el componente que más define y se nota en el comportamiento de una bici, casi a la par del cuadro y la horquilla, hablando siempre de niveles parejos en el conjunto.

Con todo, siempre desluce mucho más un mal juego de ruedas montadas en una gran bici completa, que al contrario. Las ruedas asumen el primer impacto y toda la carga de transferencia de nuestra energía, son el componente móvil crítico y si las ruedas generan pérdidas, todo parece ir mal. Piensa bien qué tipo de triatlones haces o qué tipo de triatleta eres y cuáles son tus aspiraciones.

Afortunadamente, la gama media siempre acaba heredando las mejores evoluciones de las ruedas tope de gama y actualmente ya disponemos de ruedas a precios accesibles que no están lejos del rendimiento de las mejores. ¿Son el doble de buenas unas ruedas de 3000€ respecto a una de 1.500€?

No, ni de casualidad, pero sí que hay un salto importante entre unas de 1.200 respecto a unas de 600€ y casi un mundo entre éstas y unas de 300€.