Una buena multiherramienta es, probablemente lo mejor que puedes llevar en tus salidas en bici (sin contar con el agua ;)), pero hay tantos tipos y tantas posibilidades que, ¿cómo saber cuál escoger?

Podríamos decir que cuanto más mejor, pero como ya sabemos, en el ciclismo no solo debemos mirar el bolsillo, también tenemos que tener en cuenta el peso. Así que vamos a ver qué si o si debemos llevar en nuestras salidas y qué está bien llevar pero podemos arriesgarnos a no llevar.

Lo primero que debemos tener en cuenta para saber el tipo de multiherramienta que necesitamos, es conocer el tipo de ciclismo que vamos a realizar.

Desde una salida suave de 50 km a una carrera épica de Gravel, vamos a necesitar diferentes herramientas en función del tipo de salida y condiciones que podamos encontrar en ella. 

Puntos Clave en una Multiherramienta

Existen una serie de puntos clave que cuadran con la mayoría de salidas que vamos a realizar. Estos puntos clave podemos denominarlos como básicos, y son los siguientes.

Tronchacadenas

No importa lo nueva o vieja que sea tu cadena, siempre puede romperse. Llevar uno de estos en tu multiherramienta va a evitar que te quedes tirado y tengas que empujar tu bicicleta de vuelta a casa.

Llaves Allen

Prácticamente el 100% de las multiherramientas llevan llaves Allen. Aquí la clave a la hora de comprar es asegurarte de que las medidas Allen de la bicicleta cuadran con las de la llave, especialmente aquellos tornillos del sillín, el manillar y la potencia.

Llaves Torx

Algunas bicicletas llevan tornillos Torx, así que revisa bien todos los tornillos de tu bicicleta antes de elegir la multiherramienta más adecuada.

Tamaño

Aquí de nuevo es importante tener en cuenta el tipo de salida que vamos a realizar, siempre que podamos llevar una multiherramienta pequeña y ligera será lo mejor, pero si vas a hacer salidas muy largas o por terrenos desconocidos y relativamente peligrosos, entonces es mejor llevar una multiherramienta cargada de ayudas. 

Diseño

Cuando hablamos de diseño no solo nos referimos a si es bonita o no, algo que siempre suma o resta, también nos referimos al modo en que las herramientas están dispuestas, las funciones que realizan y lo cómodo o incómodo que es ejercer una palanca con ellas.

Almacenamiento

Una vez tienes elegida tu multiherramienta debes pensar en cuál es la mejor y más cómoda manera de llevarla contigo.

Es muy común es este caso llevar una bolsa de sillín en la que guardar nuestra herramientas, esta opción es ideal ya que es práctica y cómoda pero, si eres un purista de la estética y el peso, entonces una de las mejores opciones es llevarla en uno de los bolsillos del maillot. 

Elijas la multiherramienta que elijas, ten en cuenta que la idea es ser autosuficiente y estar preparado para cualquier circunstancia en la que te encuentres. Un detalle muy importante es ajustar los tornillos en casa con las herramientas que vayas a llevar en tu salida, de forma que puedas aflojar y apretar cualquier tornillo de tu bicicleta, con total seguridad.