La confianza es un factor clave a la hora de realizar cualquier tarea o practicar un deporte. Hace que te sientas más cómodo y puedas disfrutar mucho más la experiencia, y el ciclismo no iba a ser diferente. 

Hay muchas cosas que pueden ayudarnos a ganar confianza en la bicicleta, desde aprender a arreglar un pinchazo hasta romper, por ejemplo, la barrera de los 50 Km, y con horas sobre la bicicleta, al final tu nivel de confianza puede ser tal que te atrevas con cualquier tipo de salido o no temas cualquier eventualidad que puedas encontrar en tus salidas.

Carreteras Tranquilas

Si estás empezando en esto del ciclismo o acabas de volver después de un tiempo lejos de la bicicleta, puede que salir a rodar por una carretera tranquila sea una gran idea que te ayude a recuperar algo de confianza. Si vives a las afueras esto es sencillo y si eres de los que vive en medio de la ciudad, entonces puede ser una buena idea buscar algunas rutas tranquilas a las que puedas acceder con transporte público o un pequeño viaje en coche.

Repetir la misma Ruta

Si conoces una ascensión tranquila en tu zona, es muy útil aprovecharla para subir y bajar la misma carretera varias veces, esto no solo te da la confianza de volver a la bicicleta, si no que al tratarse de la misma ruta una y otra vez, puedes aprender mucho más de como funciona y responde tu bicicleta en, por ejemplo, una curva, en los descensos, probar con distintas velocidades y cadencias en la misma sección, etc… De este modo recuperas sensaciones muy rápido y te conoces a ti mismo y a tu bicicleta al estilo de los pilotos de Fórmula 1.

Conoce tus límites

Empuja fuerte y busca tus límites sin sobrepasarlos para saber realmente donde estás y de lo que eres capaz en ese momento. Busca aumentar la distancia de tus salidas poco a poco, o sal con la bicicleta junto a una grupeta más experimentada y/o más en forma que tú, ya que ellos puedes ayudarte a sobrepasar tus límites y apoyarte mientras lo haces.

Planifica las salidas

Evitar sorpresas cuando eres novato o llevas tiempo sin salir con la bicicleta puede ayudar enormemente a aumentar tu nivel de seguridad. Echa un vistazo al tiempo, el tráfico y a las obras que pueda haber en cualquier carretera por la que vaya a pasar tu ruta.

Si ya has pasado este nivel inicial, puede que el cuerpo te pida un poco de aventura y, en ese caso, quizá puedas hacer todo lo contrario, salir con la bicicleta y ver a donde te lleva ese día. Solo tienes que asegurarte de que llevas suficiente agua, comida y material de repuesto. Haciendo esto, una vez llegues a casa tendrás una gran sensación de victoria en el cuerpo.

Mecánica

Mientras que no es necesario que sepas absolutamente todo sobre mecánica, pero si tienes conocimientos básicos de mantenimiento y te sientes capaz de solucionar prácticamente cualquier cosa en carretera, te dará un plus de confianza que se transmitirá a todo tu ciclismo, haciéndote sentir imparable.

Salir en grupo

Ya hemos comentado antes que salir en grupo, especialmente con uno más experimentado, puede ayudar a cualquier ciclista a romper barreras pero, la realidad es que rodar en grupo puede resultar bastante intimidante para muchos ciclistas. Aprender a rodar en grupo y en comunión con el entorno, incluidos los coches, puede resultar de gran ayuda a la hora de desarrollar mejores reflejos, capacidad de atención y habilidades comunicativas.

Trabaja tus debilidades

Ya hemos hablado anteriormente de lo importante que es conocerse a uno mismo, y conocer tus debilidades forma parte de ello. Si crees que la escalada no es lo tuyo, sal y sube unos cuantos puertos, si es el tráfico lo que te inquieta, intenta mejorar tus habilidades rodando por zonas con más coches. La clave es conocer tus debilidades y trabajarlas para convertirte en un ciclista mejor y más completo. 

Aquí tienes 7 ideas para mejorar tu nivel de confianza en la bicicleta y que puedes practicar casi en cualquier lugar y en el momento del año que prefieras. Ahora sal y a disfrutar.