10 accesorios imprescindibles para el Trail Running

Si estás pensando en iniciarte en el trail running te recomendamos que no salgas de casa sin estos diez accesorios.

1. MOCHILA O CINTURÓN DE HIDRATACIÓN

En función de la distancia a cubrir o la simple preferencia te recomendamos llevar un depósito con agua y algún compartimento donde poder meter pequeños objetos como barritas, geles, etc. Por cierto, será el sitio perfecto donde poder llevar un teléfono móvil con la batería cargada a tope por si tienes alguna emergencia.

2. BASTONES

Puedes utilizar bastones en aquellas carreras en las que tengas la opción de dejarlos después de las subidas en los puestos de control. Ayudan mucho para progresar hacia arriba, sobre todo si tienes bien adquirida la técnica de otros deportes como el esquí de fondo.

3. PROTECTOR SOLAR

Tu piel debe siempre estar protegida. En cualquier época del año va a estar mucho más expuesto al efecto de los rayos UV, así como a los fríos y secos vientos de la montaña, que ayudan mucho curtir tu piel. La altura, como bien sabes, ayuda a agilizar los procesos de deshidratación.

4. GORRA Y GAFAS

Tus ojos deben estar protegidos no sólo para evitar la radiación UV, sino para mantenerlos protegidos de roces con ramas. Si vas a cruzar algún glaciar durante un tiempo prolongado, te recomendamos un grado 4 en los cristales de tus gafas. En cuanto a la protección de tu cabeza, una gorra o malla tubular la protegerán de la radiación que cae en perpendicular sobre tu cabeza y además te ayudará a transferir y
termorregular el sudor de la cabeza y la temperatura de la misma.

5. ROPA DE COMPRESIÓN

Independientemente de la marca y el modelo ayudan mucho a llevar la musculatura más relajada y retrasar la aparición de la fatiga, así como a mantener la estructura muscular durante largos descensos donde el trabajo en excéntrico muchas veces sobrepasa al esfuerzo muscular durante la subida.

6. CORTAVIENTOS, chaleco, ropa de abrigo

Dependiendo de la distancia y la época del año, valora la posibilidad de llevar ropa adicional en la montaña. La ‘meteo’ cambia con mucha rapidez y fácilmente puedes necesitar protección extra. Unos guantes, aunque sean de fino poliéster, suelen ser suficientes.

7. ELECTRÓNICA

Los pulsómetros para outdoor ya incorporan sofisticadas funciones de GPS que te serán muy útiles para descargar los tracks que has realizado, interpretarlos y poder compartirlo en las redes. No son sustituto del mapa tradicional, pero ayudan a proyectar tus salidas con datos extra relativos a tu frecuencia cardiaca, presión barométrica, etc.

8. MAPAS

No nos cansamos de decirlo. La montaña es un medio muy cambiante y suele haber poca señalización. Un mapa para asegurar las salidas
en lugares que desconocemos nos ayudarán a tener un final feliz en nuestra salida. Así, de paso, aprendes a interpretarlos y a conocer los nombres de los lugares por donde pasas y otros que puedas divisar.

9. TU COMPAÑERO

A lo mejor no te queda otra opción, pero te recomendamos que nunca vayas a correr al monte solo. Si no tienes a nadie con quien salir a correr, hay multitud de clubs o grupos de entrenamiento donde poder encontrar tu hueco. Existen otras soluciones como salir a correr con tu amigo más fiel (el perro) o, si no tienes otra opción comentar en casa dónde vas y qué trayecto vas a realizar. Procura no aventurarte a salirte del mismo, en caso de rescate nocturno o con niebla ayudaría mucho a los grupos de rescate.

10. ESTRENOS

Ya sabes, ‘experimentos con gaseosa’. Ahora es el momento de la temporada para probar material, zapatillas, mallas, camisetas, mochilas. No dejes nada por probar el día de la carrera, que esté todo bien testado y que se adapte bien a nosotros, a nuestra forma de correr y a
nuestra morfología, salvo casos de urgencia mayor por desgaste o rotura.